Seguidores

viernes, 10 de junio de 2016

¨¨SIENTO ORGULLO DE SER BAYAMES´´

Por tierras sudamericanas anda un joven médico cubano que atiende a los más desposeídos de esa región donde labora, y lo hace con alegría, sabiendo que la sonrisa se convierte en medicina cuando es sincera.

Se trata de un profesional, nacido en Bayamo y que lleva con orgullo en su corazón toda la historia de una ciudad que es gloria, pasión y esperanza para todos los que la habitan.

Es que Bayamo, cuna de grandes héroes no se ha quedado estancada viviendo de la historia que aquellos grandes hombre le regalaron con el machete, los fusiles y las ansias libertarias de entonces.

La ciudad, grande desde todo punto de vista no se ha detenido, sigue pariendo los héroes de hoy que pueden ser maestros, obreros, campesinos y médicos.

Ese es el caso porque hay un profesional de la salud que vio la luz en esta ciudad y que ahora ilumina recónditos parajes de una zona brasileña perteneciente al Estado de Goias.

En un municipio de esa demarcación, Flores de Goias, situado en el centro oeste del gigante sudamericano labora desde 2013 uno de los más de once mil médicos cubanos dispersados por la geografía carioca.

Roberto Álvarez González es su nombre y cada día construye un monumento al buen hacer y a realizar una digna labor como médico cubano a los más pobres de ese territorio.

Mediante el Programa Más Médicos, impulsado por la presidenta Dilma Rousef llego a Brasil para dar continuidad a una historia bien ganada por la medicina cubana en cualquier parte del mundo.

El doctor Álvarez González llego a la tierra de Lula con la experiencia vivida en el Estado Plurinacional de Bolivia donde dejo amplias muestra de simpatía por parte de la población indígena de ese país.

Con una solida preparación académica, Roberto pone ahora sus conocimientos a disposición de sus pacientes que ya le ven como una persona muy cercana dada la humanidad de sus acciones.

Por estas razones establecimos contacto mediante el correo electrónico con el médico Roberto Álvarez González para que los lectores de la página web de Radio Bayamo y de las redes sociales Facebook y twitter lo conozcan.

1.-¿Que sientes cuando estas ante un paciente necesitado de tus servicios?

Es una sensación indescriptible el poder sentirte útil ayudando a las personas que precisan de tu apoyo incondicional y humano.

Quienes acuden para verme es porque realmente lo necesitan y por eso siempre los recibo alegre y con una sonrisa porque soy de los que piensan que una sonrisa forma parte del tratamiento que como profesional pueda indicarle a cualquier paciente por lo que trato de trasmitirles confianza y empatía para que puedan ver en mí al amigo que está pronto para ayudarlos.

No pensaba siquiera ser médico porque siempre me idealizaba como Abogado, pero fue precisamente lo que sentí cuando visitaba el Hospital Pediátrico General Milanés de Bayamo, por un acontecimiento familiar, lo que me hizo cambiar de idea y sabía que mi destino sería salvar vidas al precio que fuera necesario.

Fue un sentimiento muy gratificante al cabo de los anos tener como profesores a los médicos que le habían salvado la vida a mi hermana y que hoy son mis colegas de trabajo y amigos. Por eso con el mismo sentido de pertenencia y amor que trataron a mi familia pues así mismo trato de retribuirles todo eso a mis pacientes.

2.-¿Cuál ha sido lo más impactante que has vivido en estas estancias en Bolivia y Brasil?

El poder cumplir una misión médica internacionalista deviene en escuela para cualquier profesional. Bolivia fue mi primera misión casi inmediatamente después de graduarme en el año 2009 y fui con los conocimientos que aprendí en las aulas de la Filial de Ciencias Médicas Bayamo (mi segunda casa) y en las salas de los Hospitales Céspedes e Infantil de Bayamo.

Fue una gran experiencia poder extrapolar todos esos conocimientos para aplicarlos en ese país andino de quien guardo muchas anécdotas. Una de las que más me marcó fue cuando llegué por primera vez al municipio Mairana, próximo a Vallegrande donde mataron a nuestro guerrillero heroico.

Allí vivía entre colinas y con temperaturas muy bajas, además de incorporarme a una nueva cultura e idiosincrasia del lugar, tuve que sobreponerme a todos esos factores externos para poder ayudar a los habitantes de esa ciudad.

A Brasil llego con la experiencia acumulada de Bolivia y Cuba. Lo que más me impactó aquí fue vivir todo el proceso de diagnostico, tratamiento y recuperación nuevamente a la sociedad de una paciente de escasos recursos que llegó a mí consulta refiriendo fuertes dolores de cabeza y cambios de conductas ocasionales que ya habían sido tratados anteriormente pero que continuaban ocurriendo por lo que quería la opinión de los médicos cubanos.

Al examinarla e interactuar con su familia sobre lo que estaba pasando , pues recordé a mis profesores del Hospital Céspedes y pude diagnosticar clínicamente que se trataba de una Tumoración Cerebral y posiblemente Frontal , lo cual corroboré con los resultados de los exámenes indicados y pudimos impedir posibles complicaciones al lograrla remitir sin perder tiempo para operarse rápidamente.

Hoy en día la paciente se encuentra totalmente reinsertada a la sociedad brasilera. Me abraza cuando me ve por la calle y dice que soy su médico particular. Me regala mangos porque tiene una mata en su patio y es eso lo que puede dar. Cuando la comencé a visitar en su casa interesándome por su pronta recuperación no podía creer que un médico visitara su humilde casa y le expliqué que los médicos cubanos éramos así y a partir de ese momento creamos una amistad que hasta hoy perdura!!!...Soy muy sociable y me gusta llevarme bien con mis pacientes. Los veo como si fueran mi familia.

3.-¿Que piensan tus pacientes del trabajo que desempeñas en Flores de Goias?

Constantemente me dan muchas muestras de afecto y cariño. Aquí la población tiene una gran cultura médica general y eso me obliga a prepararme cada día mejor para poder cumplir sus expectativas. Me reconforta cuando me hacen cualquier pregunta sobre algún tema de interés médico o social porque así aprendo todos los días.

4.-¿Que más extrañas de tu tierra?

Extraño de mi tierra los consejos de mi familia, a mi gente del barrio, a tomarme un buchito de café por las mañanas y un buen prú oriental dulce por las tardecitas. Extraño el ir y venir por la calle Figueredo.

5.- ¿Que comidas y dulces añorarías tener allá?

Quisiera tener acá el chícharo sabroso que prepara mi mamá.
Desearía como dulce una ensalada fría al estilo cubano o un buen flan de leche de los cubanos de verdad, jajajaja

6.-¿Como recuerdas a Bayamo?

Lo recuerdo como la ciudad donde nací y a la cual representaré siempre. Siento orgullo de ser Bayamés!!!

7.-¿Que mensaje enviarías a tu familia?

Un mensaje de alegría y optimismo, de satisfacción del deber cumplido. Que estén tranquilos que no los defraudaré como no lo he hecho hasta ahora. Me siento comprometido con mi pueblo y con todas las personas que contribuyeron a mi formación y eso me hace mantenerme firme ante cada reto, porque lo logrado hasta la fecha, ha sido con mucho sacrificio desde el seno de una familia humilde que me enorgullece tenerla. Pronto podré darles el abrazo que les debo y el apretón de manos a lo cubano!!!...ah y podernos tomar el anhelado prú oriental que tanto me gusta!!!

--------------------------------


TRAYECTORIA DEL DOCTOR ROBERTO ALVAREZ GONZALEZ.
Mejor Graduado Integralmente del Movimiento de Excepcional Rendimiento de las Ciencias Médicas de Granma : Mario Muñoz Monroy, durante el curso escolar 2009.

Con 32 anos de edad y 6 como médico de familia ya se formo como Especialista de Segundo Grado en Medicina General Integral y Profesor Asistente de la Cátedra Docente del Policlínico 13 de Marzo de Bayamo.

Mejor Graduado Integralmente así como en las Esferas de la Docencia y las Investigaciones Científicas de la Universidad de las Ciencias Médicas de Granma: Celia Sánchez Manduley durante el 2009.

Ostenta el Título de Oro de Mayor Promedio Académico del territorio hasta la fecha, al haber acumulado 7,36 puntos durante la carrera de Medicina.

Actualmente labora en el Municipio brasileño: Flores de Goiás perteneciente al Estado de Brasil: Goiás.

Cumplió Misión Médica Anterior en el Estado Plurinacional de Bolivia de 2010 hasta el 2012,donde logro convertir su Consultorio Médico en Referencia Nacional de la Brigada Médica Cubana.

Méritos Nacionales Obtenidos:

1.-Medalla: José Antonio Echeverría, conferida por el Consejo de Estado de la República de Cuba a propuesta del Comité Nacional de la UJC: 2009.

2.-Premio Nacional Anual para Estudiantes Investigadores de Cuba, conferido por la Academia de Ciencias de Cuba: 2008.

3.-Mención Nacional Anual para Estudiantes Investigadores de Cuba, conferido por la Academia de Ciencias de Cuba: 2007.

4.-Vanguardia Nacional de la FEU: 2008.

5.-Condición Nacional Estudiantil Universitaria: Joven Aniversario 50 del Triunfo de la Revolución, conferido por la Presidencia Nacional de la FEU : 2009.

6.- Sellos Nacionales: Forjadores del Futuro, conferido por la Presidencia Nacional de las Brigadas Técnicas Juveniles: 2007 y 2009.

7.- Vanguardia Nacional de los CDR, conferido por la Coordinación Nacional de los CDR: 2009.

8.-Sello Nacional Aniversario 70 de la CTC, conferido por el Secretariado Nacional de la CTC: 2013.


Desde el 2013 hasta la fecha permanece en Brasil formando parte de la Brigada Médica Cubana!!!!!





miércoles, 18 de mayo de 2016

JUAN JOAQUIN URBINA PIÑEIRO: UN BAYAMES DEL 24 DE FEBRERO DE 1895

Los bayameses no solo pelearon en sus propias tierras en aquellos oscuros días de la ocupación colonial española, sus esfuerzos se desplegaron en otras zonas del valiente oriente de la Isla.

Muchos fueron los que se destacaron en esas acciones, ganándose el respeto de los demás integrantes del Ejército Libertador y de los jefes que confiaron siempre en los bayameses por su valentía y fidelidad.

Uno de esos bayameses combatió bajo las órdenes de cuatro de los grandes generales de la gesta emancipadora cubana, lo que pone muy en alto los principios que defendió con esos bravos exponentes revolucionarios.

Juan Joaquín Urbina Piñeiro, nació en Bayamo en 1846 y falleció en Los Negros, Contramaestre el 21 de junio de 1941, dejando una huella extraordinaria de amor a la patria.

Urbina ofreció sus servicios a la liberación nacional siguiendo las orientaciones de Antonio Maceo, Calixto García, Saturnino Lora y Jesús Rabí, demostrando su valía como soldado de la revolución.

El 24 de febrero, en el reinicio de la guerra necesaria, se alzo en Baire, siendo uno de los que más personal aporto para apoyar la hermosa idea de José Marti para alcanzar la emancipación nacional.

Por la osadía plasmada en los combates obtuvo el grado de Coronel del Ejército Libertador, como gran soldado de las tres guerras de independencia, por lo que merece el recuerdo y el respeto de los cubanos.

Juan Joaquín Urbina Piñeiro llevo a los campos de batalla toda esa rebeldía bayamesa que propicio el Levantamiento de La Demajagua, pasando por el revés de Yara y la Toma de la ciudad aquel 20 de octubre de 1868.

Como él, numerosos hijos de esta ciudad se afanaron por hacer realidad los preceptos enarbolados por Carlos Manuel de Céspedes que se resumían en ver a una Cuba libre de esclavistas y explotadores.

Cuando recordamos las fechas más importantes de la patria, cuando reverenciamos a aquellos hombres y mujeres que lo dieron todo por la libertad, estamos homenajeando también a este gran bayamés.

Juan Joaquín Urbina Piñeiro tiene su nombre inscripto en el libro de oro de la nación cubana, por su arrojo, valentía y su amor infinito a la tierra que lo vio nacer.

lunes, 16 de mayo de 2016

OSCAR NO FUE SU UNICO HIJO: SE CUMPLIO LA PROFESIA

El 29 de mayo de 1870, una descarga de fusilería provoco el vuelo anticipado de los gorriones asentados en las inmediaciones de una instalación del colonialismo español en la ciudad de Camagüey.

Aquellas balas segaron la vida de un joven de 23 años cuyo único delito comprobado fue su disposición de pelear por la independencia de la patria, hollado su suelo por las botas de los soldados españoles.

El eco de los disparos tiene que haber llegado a los sentimientos de su padre, quien desde el 10 de octubre de 1868 se había convertido en el paladín de los anhelos patrios de libertad.

Aquel joven, ajusticiado en la flor de su juventud era Amado Oscar de Céspedes, hijo del Padre de la Patria, a quien quisieron sobornar conminándolo a escribir una carta a su padre para que depusiera las armas.

“Yo jamás traicionaré a mi Patria y mucho menos a mi padre”, esa viril posición, a la altura de la dignidad de los cubanos, resulto ser la sentencia de muerte para Amado Oscar de Céspedes.

No claudico ni siquiera ante la posibilidad de morir en manos de los enemigos colonialistas españoles, que utilizaron todos los medios posibles para quebrantar la moral del hijo de Carlos Manuel de Céspedes.

Amado Oscar había nacido en Bayamo el nueve de julio de 1847, poco tiempo después fue trasladado por la familia para Manzanillo donde curso los primeros estudios.

Quiso seguir los derroteros profesionales de su papa por lo que se traslado a La Habana donde culmino los estudios de segunda enseñanza matriculando luego en la carrera de derecho del alto centro académico.

Los acontecimientos del 10 de octubre de 1868 lo sorprendieron en la capital cubana y de ahí partió hacia Estados Unidos con el interés de enrolarse en alguna de las expediciones hacia la Isla e incorporarse a la lucha.

Luego de varios intentos infructuosos, pisa tierra cubana el 19 de enero de 1870, en un punto situado entre Manatí y Puerto Padre, no pudiendo casi disfrutar de ese momento de alegría pues comenzó la persecución española.

Esquivando esos y otros obstáculos, pudo al fin llegar al campamento de su padre en las cercanías de Guáimaro, satisfecho por poder estar en el frente de batalla por la eliminación de la presencia colonial ibérica.

El domingo 29 de mayo, se cumplen 145 años del atroz fusilamiento de Oscar Amado de Céspedes de quien su padre dijo: «Oscar no es mi único hijo, lo son todos los cubanos que mueren por las libertades patrias.»

LA HERMOSA Y VALIENTE MUJER BAYAMESA

La mujer bayamesa ha sido un formidable sostén revolucionario desde aquel luminoso día cuando en La Demajagua se escucho el hermoso grito de Viva Cuba Libre!

Desde entonces, y a lo largo de más de cien años de lucha, las bayamesas han desempeñado el rol que la patria ha demandado de ellas y en el presente siguen siendo los horcones en los que se asientan nuestros sueños.

Desde aquel día fundacional del primer comité revolucionario de Bayamo, ya estaban presentes, bien cerca de los acontecimientos mujeres de esta ciudad quienes también apostaron por la independencia.

Esa laboriosa entrega de las bayamesas no se detuvo ni siquiera en grandes momentos de peligro para sus vidas, aun así, no cejaron en el empeño dejando un legado que las generaciones femeninas de hoy han asumido.

Como olvidar aquellos tiempos en que las mujeres de entonces cosían banderas, ayudaban a los heridos en combate, hacían todo cuanto era necesario para apoyar los derroteros presididos por el Padre de la Patria.

Ese afán, ese amor por ver a Cuba libre de la presencia colonial española se mantuvo durante todo el siglo 20 en manifestaciones contra los gobiernos entreguistas de aquellos tiempos.

Al comenzar la última etapa por la liberación nacional se incremento la presencia de la mujer bayamesa en los trajines libertarios y no fueron pocas las que se destacaron en las actividades de la clandestinidad.

En este periodo tuvieron especial presencia en las actividades insurreccionales Flora Mirabal, Eloina Guerra Carmen Salcedo, Hermelinda Áreas, Fela Luisa Castro, Clara Rubio, Flora Mirabal y Dania Barrios.

También Ana B. Vázquez López, Mercedes de Varona, Luisa Roig, Ana María Rodríguez, Carmen Rodríguez, Enma R. Hechavarría, Carmen Rodríguez Corona, Dulce Serrano, Ofelia Millán y Dioclecia Saborit.

Otros nombres son los de Araceli Castro, Conchita Lacalle, Josefina Alcina, Dania Barrios, Eloina Guerra, Julita Guevara Casate, Melva Solís, Lucrecia Martínez, Clara Rosales, Enma Silva, Melva Solís y Cheita Varona.

Ellas no están olvidadas, forman parte de la historia de rebeldía de las bayamesas, que en todos los tiempos han aportado lo suyo en el camino de la redención cuyos frutos hoy disfrutamos.



BAYAMESES EN LA ULTIMA ETAPA DE LA LIBERACION NACIONAL

El pueblo de Bayamo tuvo una gran participación en la lucha que culmino el primer día de enero de 1959, con la participación de valientes jóvenes que deseaban terminar con la dictadura batistiana.

En ese afán de erradicar aquel oscuro momento de la historia patria, se destacaron muchos jóvenes que poniendo su vida en peligro se entregaron de manera sincera para cambiar las circunstancias con las que sufrían.

Desde la temprana fecha del 24 febrero de 1956 se oficializa el Movimiento 26 de Julio, en el antiguo sindicato de torcedores, ubicado en la calle Pio Rosado, entre Parada y la calle Cacique Guama.

Esa reunión estuvo presidida por el extraordinario Frank País García un experto en la lucha clandestina en la zona oriental y allí también estaban varios bayameses entre los que se encontraba Robert Arnaldo Paneque.

Este hecho propicio la constitución de células clandestinas del Movimiento 26 de Julio en centros laborales y barrios de Bayamo y de su periferia dando de esa manera un fuerte impulso a las acciones contra la tiranía.

Julia, Mabay y Humilladero fueron barrios en los que los jóvenes revolucionarios se entrenaban para las futuras luchas anti batistianas, destacándose entre ellos Eloy Paneque, José Yero y Rafael Lapinel.

Un hecho destacado ocurrió el 26 de julio de 1957, en esa jornada ¨¨ desde varias casas, como las de Flora Mirabal y Eloina Guerra se soltaron globos, con propaganda revolucionaria.

En el devenir de la lucha revolucionaria centros laborales como la antigua Nestlé, fabrica de refrescos, fábrica de tabacos Moya y los sectores comercial y estudiantil se destacaron en el enfrentamiento a la dictadura.

Evidio Corona en la Nestlé, Manuel Concha entre los tabacaleros, Abigail González en la fábrica de refrescos, Rogelio Cedeño y Renato Alarcón entre los comerciantes y William Selva y Rafael Lapinel, fueron puntales en esas acciones.

Muchas organizaciones secundaron las tareas revolucionarias en Bayamo en esa etapa, Partido del Pueblo Cubano, Ortodoxo, Movimiento de Resistencia Cívica, y la Federación Estudiantil Clandestina Bayamesa.

También el Partido Socialista Popular, Partido Revolucionario Cubano, y el Movimiento 26 de Julio
De esta manera Bayamo sumo a muchos de sus hijos al combate, algunos de los cuales no pudieron disfrutar de la aurora del
primero de enero de 1959 porque abonaron con su sangre el camino hacia la victoria.

jueves, 12 de mayo de 2016

POETAS Y PATRIOTAS

¿Cuantos poetas en la historia de la humanidad habrán tomado las armas para luchar por la independencia de sus pueblos sojuzgados, explotados, masacrados?
¿En cuántas ciudades se habrán levantado los versos de los poetas en función de alcanzar la redención social de sus pueblos, ávidos de libertad y soberanía?
Bayamo es un ejemplo grandioso desde todos los puntos de vista en ese afán de exterminar la presencia colonial española y construir un país unido sin esclavitud para propiciar el clima de paz que se merecen los pueblos.
Ese camino estuvo aderezado con los versos, las poesías, los mensajes que solo los poetas pueden ofrecer cuando la patria necesita de todos y para el bien de todos.
Algunos de los poetas bayameses conocieron de los rigores de la manigua, a la que se fueron luego de quemada la ciudad aquel 12 de enero de 1869, en acto sublime de suprema rebeldía revolucionaria.
Allí no solo empuñaron las armas, también encontraron tiempo para dar rienda suelta a sus musas, esas que los acompañaron en toda la cruzada desde La Demajagua hasta nuestros días.
Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria cultivaba la poesía con tanta pasión como la manera en que asumió el rol que le deparaban sus deseos de ver a su tierra libre de la presencia ibérica.
Perucho Figueredo, autor del Himno Nacional, era un poeta consumado que nos ha dejado un legado extraordinario no solo acerca de ese andar por los vericuetos de los versos, sino de entrega absoluta como hombre de guerra.
José Joaquín Palma es otro de los de aquella generación que hizo lo suyo, no solo blandiendo su modo de pensar cabalgando por los versos de su poesía, sino uniendo para siempre a los pueblos de Guatemala y Cuba.
Elogio mayor recibió José Joaquín Palma al ser calificado por José Marti como el Poeta de la Patria, siendo el Apóstol la máxima expresión de esa manera de contar la vida.
Uno de los más recios conspiradores, José Fornaris, uno de los inspiradores de la canción La Bayamesa, conoció de los rigores del destierro, pero eso no impidió que continuara su lucha por la independencia.
Poetas y patriotas bayameses, hombres que lo dejaron todo materialmente hablando, pero no sus musas, que los acompañaron siempre por el camino resplandeciente de la libertad y la soberanía de la nación.

sábado, 7 de mayo de 2016

A BLADIMIR DESDE LAS PROFUNDIDADES DE UNA AMISTAD

Aun no he asimilado bien esa mala noticia. Preferiría que ha sido un sueño malo, pero la realidad es tan contundente que niega cualquier imaginación, entonces no me queda más remedio que aceptarla tal y como es.
Es probable que me quede en las manquedades al hablar de ese amigo que prefirió dejar sus huesos aquí en Bayamo, para acompañarnos desde bien cerca, vigilando nuestros pasos, para guiándonos en la oscuridad, y protegernos de las tempestades naturales y humanas.
Cuando aún era estudiante de preuniversitario ya se hablaba de sus dotes para el verso y la literatura y es que despunto desde aquel momento para seguir despuntando toda la vida y seguirá en esa línea aun después de su muerte.
Lo tengo muy presente desde que entro un día, felizmente a Radio Bayamo, emisora en la que desplego una intensa labor difundiendo lo mejor de la música cubana y lo más trascendente de la literatura en aquel programa Orbita, del que lamentablemente solo queda el recuerdo.
Su presencia en la radio revoluciono el cotidiano bregar y podía vérsele en los estudios lo mismo a las siete de la mañana que a las dos de la madrugada martirizando,, en el buen sentido de la palabra, a los realizadores de sonido especialmente al jubilado Zenen Labaut Pérez.
Era atípico en su concepción radial pues no entraba al estudio con el guion en la mano, todo lo que decía lo llevaba en su cabeza de buen pensador pues no expresaba nunca una palabra de mas, justamente lo que él quería para que llegara el mensaje a los oyentes.
Lo recuerdo defendiendo sus concepciones acerca del arte, blandiendo siempre la espada de la verdad, consecuente consigo mismo, trazando pautas, convenciendo, en lo que era sencillamente genial.
Un día que no deseo recordar me dijo que se alejaba de Radio Bayamo, nunca me dio las razones pero yo sabía que ante su monumental sagacidad e inteligencia, algunos trataron de levantarle un muro para la incomunicación, era demasiado grande para los burócratas de entonces.
Un hombre de su inmensidad pudo haber hecho una notabilísima labor en la radio de Bayamo, pero las incomprensiones, la ignorancia y la incultura de algunos decisores de entonces, lo obligaron a emigrar hacia la capital del país.
Qué bueno que no lo perdimos!!!
Qué bueno que no torció el camino!!!
Qué bueno que Bladimir Zamora Céspedes, nacido entre cañaverales de su Cauto del Paso, no renuncio a seguir acompañándonos desde esa trinchera de la cultura cubana que es el Caimán Barbudo!!
Yo no quiero imaginarlo entre los ángeles celestiales porque aunque partió hacia la eternidad, su voz, ronca a veces, susurrante otras, nos dice que sigue siendo muy terrenal, hacedor del bien y muy amigo de los que se empeñan en no dejar morir a la trova cubana.